Archivo de la categoría: terapia corporal

Contra la homofobia y otras cosas que pasan.

Estándar

hqdefault

Un par de noticias esta semana me han dado ganas de hablar hoy de este tema. De la necesidad acuciante de educar en el respeto a las sexualidades y a los sexos. En el respeto a las expresiones eróticas y amatorias de cada persona siempre que no atenten a los gustos y límites que ponen las demás.

Lo primero sobre lo que quiero enfocar la atención es sobre esa manía persecutoria que nos ha dado desde hace un tiempo por ponerle nombre a todo, y de paso, por qué no, dicotomizarlo. ¿Tú que eres? Hombre o mujer? Hetero o gay? Blanco o negro?

En cuanto a la orientación del deseo, que es esa en base a la que de forma generalizada se clasifica a las personas en heteros o gays, me gustaría señalar que más que algo dicotómico, un “heterosexualidad versus homosexualidad”, estamos hablando de un contínuo. Es decir, si ambos conceptos fueran del 0 al 100, pocas personas se situarían en el 0 o en el 1oo. Algunas personas pueden definirse heteros y sin embargo fantasear con tener relaciones con personas de su mismo sexo, o sentirse atraídas de forma puntual por una persona de su sexo aunque antes su orientación siempre había ido hacia el otro, o excitarse con imágenes de personas del mismo sexo practicando el coito… las posibilidades son tan numerosas que, lo más habitual es que algunas personas se acerquen a ese 0 o a ese 100, otras se alejen, otras estén por el medio y otras, a las cuales admiro y defiendo les parezcan absurdas e infames la etiquetas de este tipo.

Siempre me ha resultado curioso cómo la sociedad nos hace definirnos (especialmente si nos declaramos gays hemos de hacerlo) teniendo en cuenta lo limitantes y excluyentes que resultan, a nosotros mismos y a los demás, este tipo de etiquetas.  Acaso se nos ocurre preguntar a un cántabro si es pro-cocido montañés o pro-cocido lebaniego? Si elige uno excluye el otro? si hace un día intenso de calor en verano no puede comer ensalada por definirse cántabro y además pro- cocido montañés? No se si se me sigue. Desde la sexología sustantiva tratan de hacer frente a estas etiquetas hablando de personas que mayormente desean y se enamora de mujeres (ginerastas) o que mayormente desean y se enamoran de hombres (andrerastas), parece que de esta forma contribuimos a que la etiqueta vaya en el deseo y no tanto en la persona, aunque el caso del cocido sigue resonándome aquí.

homosexualidad

En cuanto a la identidad de género. Sucede que nacemos. Sucede que en ese mismo momento el doctor o doctora de turno nos sexa. Sucede que somos en función de lo que tenemos en las piernas. Sucede que algunos niños y niñas en torno a los dos años de edad se dan cuenta de que no están de acuerdo con el título que les pusieron al nacer. Sucede a estos niños y niñas que les sobreviene un infierno porque alguien, que no les conoce, que no tiene ni idea de cómo son, cómo sienten, cómo viven su cuerpo, les dice que están equivocados y que quiénes saben lo que son son ellos: los expertos (lo dejo en masculino a propósito aunque también haya expertas).

Sucede a otros niños y niñas que van creciendo y se siente identificados con ese título (hombre o mujer, macho o hembra) que les pusieron al nacer, sin embargo no se sienten a gusto con lo que se espera de ellos en función de ese título. Sucede que también las cosas se les pondrán cuesta arriba a estos niños y niñas. Sucede que se convertirán en muchas ocasiones en el blanco de burlas escolares y no escolares así como de todo tipo de presiones para que encajen en el cliché elegido para ellos. Sucede que hay quienes deciden ni siquiera elegir un título u otro y prefieren denominarse simplemente personas. ¿Os dais cuenta cuántas cosas suceden?

transexualidad

La sexualidad (las sexualidades) incluyen aspectos relacionados con nuestra corporalidad, con nuestra erótica, con nuestra comunicación, con nuestro físico, con nuestra vivencia personal, con nuestra familia, con nuestra identidad, con nuestros deseos, con nuestras fantasías, con nuestras hormonas… es curioso, pues lo extraño es encontrar dos sexualidades iguales. Y digo que es curioso porque desde la sociedad, la psicología, la psicopatología, desde algunas corrientes sexológicas se trata de comprimir todo. De normalizarlo, no con el ánimo de que todo sea normal sino de definir la anormalidad. Se trata de decidir lo que se puede y lo que no se puede hacer, lo que es normal y lo que es patológico, vicioso o desviado.

Pues bien, tengo una buena noticia, en este mundo globalizado que vivimos (y a veces sufrimos) se aceptan (o debería ser así) todos los menús. Sin meterme en más profundidades analizando la “homosexualidad” en diferentes culturas y animales lo que quiero es hacer una llamada de atención a cómo podemos educar para eliminar la homofobia. Y a cómo podemos educarnos, que no está mal tampoco, dicho sea de paso. La homofobia y todas las demás fobias a personas por decidir vivir sus vidas y sus cuerpos sin atentar contra nada ni contra nadie.

Si eres educador o educadora (padre o madre) o simplemente te interesa cuestionarte los roles que perpetúas (o no),  aquí te dejo unos tips:

  1. No des por sentado la orientación del deseo de las personas que te rodean.
  2. No des por sentado que sabes como es una persona por ser gay, hetero, lesbiana o trans. Hay muchos modos de ser persona y es triste que te centres solo en que a “Pepe le gusta el cocido montañés” y como a tí la berza no te va…
  3. Usa un lenguaje no sexista. Y de paso aprovecha para hablar de sexos y sexualidades en cuanto tengas ocasión.
  4. Evita los chistes ofensivos.
  5. Evita los términos peyorativos para referirte al deseo de las demás personas.
  6. Cuestiona siempre los estereotipos y las definiciones de “normalidad”.
  7. Implícate y sal en la defensa de cualquier persona que sea discriminada por su deseo o su identidad sexual. Sin violencia, haciendo hincapié en las consecuencias de esta discriminación o actitudes homófonas contra las personas, sus familias y sobre la sociedad en general.
  8. Evita las típicas preguntas “ya tienes novio?”. Sin quererlo estás de nuevo dando una definición de normalidad al niño o a la niña de turno. Si es algo que te interesa (pregunta que yo a nivel personal no veo demasiado apropiada) puedes cambiarlo por “te gusta alguien? tienes pareja?”
  9. Relaciónate con personas distintas y no pararás de viajar por otros continentes. Cuando conoces a otras personas y conoces sus vivencias y emociones es más fácil empatizar y nuestro punto de vista se enriquece enormemente.
  10. RESPETA la vida privada de las demás personas. Apaga “radio patio” y céntrate en tí y en los demás de una forma sana.

Ángeles Romano Díaz

Síguenos en Facebook!!!

logo-MENTHA

 

 

Danza del Cambio, una alternativa en salud mental

Estándar

biodanza3

Danza del Cambio
Una alternativa en Salud Mental

La Danza del Cambio es un sistema de autodesarrollo basado en la biodanza y en la terapia familiar sistémica centrada en soluciones.
Se utilizan los sentimientos provocados por la música y el movimiento para profundizar en la conciencia de un@ mism@. Su objetivo es promover la integración de la persona con sus emociones y expresarlas así como establecer y profundizar lazos afectivos entre las personas, poder expresar sentimientos acogedores y generar apegos diferentes más funcionales y exitosos.

Combina elementos del yoga, de la danza, del teatro, de la risoterapia con tareas conductuales que proponen modos de actuación diferentes ante situaciones cotidianas y que permiten a las personas “ensayar” y poner a prueba pequeños cambios que se constituyen finalmente como cambios de segundo orden o estructurales.
Desde el enfoque de trabajo sistémico se conoce que gran parte de las patologías clásicas tienen un componente importante en su génesis y mantenimiento en lo familiar, en el seno del grupo en el que uno se desarrolla. La danza del cambio es una combinación de herramientas de trabajo personal y grupal que permiten un modo de desarrollo sinigual, en el que no se precisa una terapia verbal a un colectivo al que habitualmente le cuesta abandonar su comunicación “esquizofrenógena” y que por tanto hace más difícil su tratamiento desde un punto de vista clásico.
Las sesiones, de dos horas de duración cada una se estructuran de la siguiente manera:
– Ronda grupal de expresión de sentimientos que se traen a la sesión.
– Ejercicios de toma de contacto y presencia.
– Distensión
– Consciencia
– Ejercicios en parejas
– Euforización
– Cierre con ronda de expresión de lo vivido en la sesión y tareas para casa.
Los beneficios se constatan en el primer mes de intervención. Se aconseja realizar de manera semanal, dando tiempo entre sesión y sesión a asimilar lo trabajado.

Si te interesa ponte en contacto con nosotras en el teléfono 635 27 96 28

Empieza a cambia tu vida, cambia tu movimiento.

Ángeles Romano Díazlogo-MENTHA

Doctor, doctor: ¿soy dependiente?

Estándar

trg-image00000009

Por supuesto que lo eres. Y eso no es ni bueno ni malo.

Investigando de buena mañana me encuentro con un titular de Walter Riso que reza así ” El apego es el mayor motivo de sufrimiento de la humanidad”. Se me revuelven las tripas. No sabía bien de que quería hablaros hoy y aquí lo tengo. Claro y cristalino. Sigo leyendo por encima. Mi malestar va en aumento, lo dejo. No leo más ese artículo.

Bien, dispuestos a sentenciar voy a emitir yo la mía. “Es imposible vivir sin apego” (sin algún tipo de apego al menos) y la siguiente y para mí más práctica: “La probabilidad de ser feliz aumenta mucho cuando tienes figuras de apego seguras en tu vida” De ahí me viene la siguiente “Trata de buscar siempre que tus figuras de apego cumplan varios requisitos: estén presentes cuando las necesitas, sean incondicionales, te proporcionen seguridad, consuelo y protección.”

Me llegan a consulta varias personas, rebotadas de lineas terapéuticas distintas,  con la obsesión de que son dependientes, que deberían desapegarse, que el apego es dañino… Pues bien, si investigamos un poco la teoría del apego de Bowlby nos damos cuenta rápidamente de que el apego es el mecanismo que, en gran medida, garantiza nuestra supervivencia al nacer. Y si tiramos del hilo nuestros estilos de apego los llevamos adelante en nuestra vida adulta, favoreciendo de este modo que las personas criadas bajo estilos de apego seguros sigan manteniendo esos estilos de apego en su vida, así como muchos de los líos en los que se encuentra parejas u otro tipo de relaciones adultas tienen que ver con estilos inseguros.

Una persona que tiene un concepto positivo de su figura de apego y de sí mismo así como buenos recuerdos de las situaciones pasadas y buenas expectativas de las futuras, mostrará un apego de buena calidad, un apego seguro. Sin embargo, una persona que tiene un concepto negativo de su figura de apego y de sí mismo así como malos recuerdos de sus relaciones pasadas y expectativas negativas respecto al futuro, mostrará un apego de mala calidad, un apego inseguro.

Si el modelo mental es positivo, los sentimientos que experimentará serán de seguridad, confianza, alegría y bienestar. Si el modelo mental es negativo, los sentimientos serán de inseguridad, desconfianza, ansiedad, vergüenza, cólera, disgusto y malestar.

¡¡Como para afirmar que el apego es lo más dañino de la humanidad!! El apego seguro consolida las emociones y el mapa mental de las personas, es importante empezar a tomárnoslo muy en serio ¿no?

La interdependencia está garantizada, no luches contra ella. Pero si quieres un consejo si te diría: cuida las relaciones que mantienes y busca que sean relaciones nutritivas, solo eso. Por supuesto que dependerás en gran medida de ellas y por ello es importante que sean relaciones de calidad.

am_142990_6624778_986463

Ángeles Romano Díaz

¿Cómo aumentar mi autoestima?

Estándar

¿Quieres saber qué hacer para aumentar tu autoestima?

¿Sabes lo fácil que es empezar a ser la persona que siempre has querido ser?

Desde Mentha Psicología y Sexología, tu centro en Cabezón de la Sal,  queremos darte unos sencillos consejos para empezar a trabajar, toma nota

  • ¡Si quieres mejorar tu autoestima concéntrate en lo que te gusta de tí! Ya tienes una lista clara de lo que no te gusta. Deja de concentrarte en eso. Pon atención a tus puntos fuertes, tanto físicos, como de tu forma de ser, y escribe cada día uno nuevo, por pequeño que sea.
  • Camina como la persona que te gustaría ser. A veces el cuerpo es tan poderoso que facilita cambios en nuestra psique por si sólo, apenas cambiando posturas al andar. Ponte a prueba y camina “como si” (como si fueras famos@, como si fueras tímido@, como si fueras una persona muy alocada, como si fueras una persona muy segura…). Ensaya en tu casa delante del espejo y disfruta de pasar una tarde divertida con la persona más especial del mundo… ¡¡¡TÚ!!!
  • Para mejorar aún más tu autoestima sonríe y mira a la gente a los ojos. Verás que cuando sonríes empiezas también a recibir sonrisas… y miradas, ¡¡¡empiezas a existir!!!
  • Al finalizar el día piensa en todos tus logros, en las cosas que has hecho ese día, dando importancia a cada una de tus tareas por muy repetitiva y ordinaria que te resulten. Piensa en cómo de diferente haces tú cada cosa y trata de hacer algo nuevo para engrosar tu lista cada día.
  • Rodéate de aquella gente que cuando marcha te deja como si te hubieran hecho una terapia. Elimina a los que te dejan sin energía y que no son capaces de decirte lo guap@ que estás con ese vestido o lo que les gusta hablar contigo.
  • Ponte guap@. Cada día. No esperes al domingo!! un nuevo corte de pelo, un brochazo y una línea en el ojo pueden hacer milagros con cómo nos vemos y por ende con cómo nos sentimos
  • Si no puedes conseguirlo tu sol@ ven a Mentha Psicología y Sexología, tu centro de psicología y sexología en Cabezón de la Sal.

Angeles Romano Díaz

autoestima

Danza del cambio para niños TDAH

Estándar
Danza del cambio para niños TDAH

El diagnóstico en TDAH ha aumentado en los últimos años. Desde Mentha consideramos que esto es debido a un conjunto de factores que abarcan desde lo familiar hasta lo escolar e institucional en un sentido más amplio.

Aparte de recomendar a las familias un enfoque de trabajo sistémico, una terapia familiar que incluya a los maestros del menor, apostamos por no dejar recaer toda la responsabilidad del cambio en la terapia individual y la medicación.

En Mentha hemos creado la Danza del Cambio adaptada a niños movidos, muy movidos o con TDAH.

Esta disciplina ayuda a este tipo de pequeños y pequeñas a expresar sus emociones. a trabajar el autocontrol de una forma totalmente novedosa.

Si te interesa conocer más, ponte en contacto con nosotras.

Comenzamos grupo en octubre con horario aún por confirmar.

Os esperamos.

Ángeles Romano Díaz

Danza del Cambio en Cabezón de la Sal

Estándar
Danza del Cambio en Cabezón de la Sal

El uno de octubre arranca en Cabezón de la Sal, en Mentha Psicología y Sexología un nuevo curso de Danza del Cambio.

Esta disciplina combina elementos de la biodanza con elementos de la terapia centrada en soluciones para potenciar, a través de lo corporal, del movimiento  y de la música, un cambio integral en la persona, que le proporcione mayor bienestar, más seguridad, más potencia, mayor capacidad de adaptación al medio… en definitiva, proporciona un mayor desarrollo personal.

Las clases serán todos los jueves de 19.30 a 21.30. Si hay alguna persona interesada en probar puede ponerse en contacto con nosotras en nuestros teléfonos o a través de Facebook. La primera sesión es gratuita.

Si alguna persona está interesada en crear otro grupo por la mañana que no dude en  comentárnoslo.